Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; JJ_NGG_JQuery_Slider has a deprecated constructor in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-content/plugins/jj-nextgen-jquery-slider/includes/jj_ngg_jquery_slider.php on line 3

Deprecated: Function create_function() is deprecated in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-content/plugins/jj-nextgen-jquery-slider/includes/application.php on line 6

Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en JJ_NGG_JQuery_Slider está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-includes/functions.php on line 3956

Warning: Use of undefined constant ‘CONCATENATE_SCRIPTS’ - assumed '‘CONCATENATE_SCRIPTS’' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-config.php on line 93
Prólogo, Tesis con Ch’ulel 2010 | Gráfica Maya
Notice: Undefined index: in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-content/themes/Envisioned/epanel/custom_functions.php on line 2049

Notice: Undefined index: in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-content/themes/Envisioned/epanel/custom_functions.php on line 2054

Notice: Undefined index: in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-content/themes/Envisioned/epanel/custom_functions.php on line 2063

Notice: Undefined index: in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-content/themes/Envisioned/epanel/custom_functions.php on line 2049

Notice: Undefined index: in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-content/themes/Envisioned/epanel/custom_functions.php on line 2054

Notice: Undefined index: in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-content/themes/Envisioned/epanel/custom_functions.php on line 2063

La cultura en general, y no sólo la maya, está sufriendo una increíble crisis de homogeneización y mercantilización, como se puede bien constatar en el párrafo que está inscrito en el manifiesto de denuncia de la Acción Global de los Pueblos de 1998 en Ginebra, revisado en Cochabamba[1] (Bolivia) en el 2003 escrito a continuación:

 

Cultura:

«Otro aspecto importante de la globalización, tal como está orquestada por la OMC y otras agencias internacionales, es la transformación de la cultura en mercancía y su comercialización, la apropiación de la diversidad para cooptarla e integrarla en el proceso de acumulación capitalista. Este proceso de homogeneización por parte de los medios masivos de comunicación, no sólo contribuye a la quiebra de las redes sociales y culturales de las comunidades locales, sino también destruye la esencia y el significado de la cultura.

La diversidad cultural no sólo tiene un valor inconmensurable por sí misma, como reflejo de la creatividad y el potencial humano, también constituye una herramienta fundamental para la resistencia y la autoconfianza. Por esto mismo, ya desde el colonialismo, la homogeneización cultural ha sido una de las herramientas más importantes para el control centralizado. En el pasado la eliminación de la diversidad cultural fue fundamentalmente realizada por la Iglesia y por la imposición del lenguaje de los colonizadores. Hoy los medios de comunicación y la cultura consumista de las corporaciones son los principales agentes de la mercantilización y homogeneización de la diversidad cultural. Los resultados de este proceso no son sólo una pérdida fundamental de la herencia de la humanidad; también se ha creado una alarmante dependencia de la cultura capitalista de consumo masivo, una dependencia que es mucho más profunda en su naturaleza y mucho más difícil de eliminar que la dependencia política o económica.

El control sobre la cultura debe ser arrancado de las manos de las corporaciones y reclamado por las comunidades para sí. Autoconfianza, autosuficiencia y libertad sólo son posibles sobre las bases de una diversidad cultural viva que haga posible a los pueblos determinar independientemente todos y cada uno de los aspectos de su vida. Estamos profundamente comprometid@s a la liberación cultural en todas las áreas de la vida, desde la comida a las películas, desde la música a los medios de comunicación. Vamos a contribuir con nuestra acción directa al desmantelamiento de la cultura corporativa y a la refundación de espacios para la creatividad genuina…».

 

La creación de tales espacios vienen a convertirse así de extrema necesidad  acompañada  de una revisión crítica de nuestra Memoria Colectiva, para comprender sus mecanismos e increíble poder.

Memoria colectiva que podemos describir como «un armario de recuerdos» o «un depósito de puntos de referencia del pasado» que utilizamos para la comprensión del presente y en el actuar de nuestras acciones. Razonablemente, la podemos imaginar semejante a la memoria individual en los elementos más fundamentales como la identidad, compartida por más individuos, grupos, clases o naciones. Obviamente, distinto por varios puntos y aspectos personales, como en la posibilidad de auto-protegerse, o sea, eliminando o reduciendo las experiencias negativas, cosa prácticamente imposible en la memoria colectiva, dado que las victorias de un grupo son, al mismo tiempo, las derrotas del grupo opuesto. Memoria colectiva que se vuelve dominante en las comparaciones de la dominada o contra memoria.

Dominio que viene constantemente a ser reproducido y reactualizado a través de todas las instituciones posibles, al comenzar la educación escolar de la infancia y con la televisión para penetrar dentro de la unidad familiar. Las tantas celebraciones y conmemoraciones sirven en efecto para sostener la memoria colectiva dominante y contrastar la individual considerada en efecto de los psicólogos más frágil al confundir lugares, momentos y circunstancias exactas. A tal punto que se adaptará a la memoria colectiva, dominante, hegemónica o sea a la versión oficial de la historia, escrita desde los vencedores para la clase dominante.

Historia, creada voluntariamente como un argumento aburrido y mnemotécnico, que se ocupa solo de cosas muertas y lejanas como «una ciencia que estudia hechos y situaciones del pasado», cuando en cambio debería ser «la obra de los hombres en el curso del tiempo». Versión oficial que en cambio contempla de manera marginal y distorsionada el rol fundamental y protagonista  de la contra memoria, de los vencidos y de sus distintas clases subalternas en todas las naciones y las sociedades del mundo.[2]

 

Las luchas entonces contra el sistema capitalista, neoliberal, globalizado, occidental o en pocas palabras dominante, puede ser vista como la «Lucha de la Memoria contra el Olvido». Mantener viva la memoria de la propia cultura y en consecuencia de los propios antepasados viene a ser un deber. Tratándose en este caso de la memoria de los pueblos originales del continente americano, que han resistido por más de 500 años viene a ser una misión.

 

En los últimos años estamos asistiendo a una gran aceleración del proceso de incrementación  de su grado de «modernidad» y «civilización», como la llegada de la electricidad y de la televisión, en el intento del pueblo Maya de ser más o menos iguales al modelo dominante y hegemónico, o sea, el norteamericano.[3]

Modelo civilizado, a tal punto que ha siempre considerado a los indígenas no como personas sino como animales o materia prima, la misma palabra «indígena» (siempre mejor que «indios»), transmite todavía, en efecto, un sentido de inferioridad y sumisión, carente de un claro sentido de identidad.

 

Las instituciones del gobierno mexicano e internacionales, de hecho nunca usan el término «Maya», dado que el pensamiento dominante, la Memoria Colectiva, impone que se hayan extinguido sucesivamente a la invasión europea. Los Mayas son considerados, simplemente, como sujetos pasivos, receptivos de la historia y nunca considerados como sujetos activos, rebeldes, militantes y poseedores de un proyecto propio y especifico en su vida, convivencia, resistencia y en su modernidad alternativa.

De este modo, el arte viene a convertirse en el mejor instrumento en esta lucha simbólica por la recuperación, mantenimiento y promoción de la cultura Maya. Formar así con otros artistas mayas, una asociación registrada ante el notario público creían, como veremos, ser el mejor camino, del cual nacerá en San Cristóbal de las Casas «Bonbajel Mayaetik A.C.» que significa justamente “pintores mayas” en tzeltal.

 

Uno de los fundadores de esta asociación, Antún Kojtom, de origen tzeltal dará vida también a un proyecto suyo basado en la recuperación del conocimiento maya de la memoria colectiva del «pueblo» de Tenejapa.



[2]  AGUIRRE ROJAS Carlos Antonio, Mitos y olvidos en la historia oficial de México, Ediciones Quinto Sol, México 2003, pág. 9-28

[3]  Ibíd., pág. 39

 

 

VUELVE A  TESIS CON CH’ULEL

 

 


Notice: Tema sin footer.php ha quedado obsoleto desde la versión 3.0.0 y no hay alternativas disponibles. Por favor, incluye una plantilla footer.php en tu tema. in /web/htdocs/www.graficamaya.org/home/wp-includes/functions.php on line 4024